Para la niña bonita

Hace un par de años atrás, conocí a una chica.De cabello castaño, de 1.70 y sonrisa perfecta, mirada seductora y risa contagiosaDe esas chicas, que tenían la voz más tierna y las intenciones más inocentes.Estudiaba la carrera de docencia, y era poeta.Por las noches, escribía

EL HOMBRE PERFECTO

En los ojos de muchas personas, él es el hombre perfecto.La verdad, casi lo es.Porqué puede reír y contagiarte de su risa.Puede sonreírte y hacerte sentir la persona más dichosa del condado.También puede platicar contigo y hacerte sentir ese calor de hogar que anhelas