Noche en agonía

A estas horas de la noche

tengo la vida llena de ilusión

quebrantada e insaciable

ajena de ti por tu partida

A estas horas de la noche

el silencio habla de lo mismo

con la ráfaga del viento

que cae sobre mi cara adormecida,

nadie lo entiende y nadie lo atesora,

así como tu vida y con la mía,

no atesoramos ningún recuerdo

y es por eso, solo eso

que ahora me dejas en agonía

A estas horas mis caricias

se dan por mal muertas

ante tu indiferencia

Nada más a estas horas

mi alma grita encallecida

por el insomnio dolorido que me ha causado tu despedida.

Escribe un comentario