El gato

Gato de ojos coralinos,

con brillosos dientes de perlas;

pelaje de aguas negras, un poco grises,

que destilan un trágico veneno,

y el aliento de efímera sal.

Camina sigilosamente entre escarabajos metálicos,

aprisionas a tu víctima con tus dientes afilados,

en las tardes humildes, te observo,

agazapado te encuentro en la obscuridad,

¡cuando los fulgores de tus ojos delatan tu presencia!

Write a comment

One Comment

  • lawyerose 03/03/2021
    Reply

    Este poema escribi a el gato que me acompaño durante 10 años en mi infancia, su recuerdo vive en mi.