Silencio

Silencio.Silencio de tus ojos míos de tí,Silencio de tus labios de mí,Silencio de tu corazón nuestro de tí. Silencio.Silencio de palabras en silencio que guardamos en tí, para tí, en mí, sin tí. Silencio entre el silencio.Silencio de tu sombra de silencio. Silencio de lo que

Corazón, mi corazón

Corazón,Mi corazón,Tengo el corazón ahogándoseA la deriva del vacío,En el naufragio de mi corazón. Corazón,Mi corazón,Es tu corazón el lecho perfectoPara mi corazón,Donde ya no se desangra el corazón. Por eso,Corazón,Mi corazón,Eres el corazón de mi corazón,Porque sin tu

Busca(ando)te

Trepando la escalera hacia tus ojos, Espero el tacto de tus labios. Anido en tu mirada de espejo, Mientras pactamos el amor eterno en un beso.  Océano de agua pura y alimento. Me pierdo entre tus brazos, Inalcanzable y cósmica mujer de fuego. Anuncias la llegada de tu

El miedo vibraba en el aire

1 Los militares llegaban como de la mano de alguien que no es nadie. En sus ojos se reflejaba un vacío que les urgía llenar. El aire flotaba amenazante, tan frágil, tan delgado: algo horrorífico habitaba en su transparencia. Bloquearon las calles, helaron el aire, punzaron

Asistencia de la muerte

La muerte es un infatigable viento Viene de allá De algún lugar Del polvo cardinal del horizonte   Desde la línea territorial de mi lápiz Distante Desde la certidumbre Latir de mi palabra La muerta es una naranja en la rama azul de tu mano Surge adentro del árbol como una

Soledad

Y ahí estaba ella entre bruma y oscuridad con esa poca luz que desprendía la luna e ilumina su rostro, desde lejos pude percibir esa sensación amarga de sus lagrimas que recorrían sus mejillas hasta llegar a sus labios. Era incapaz de mejorar esa pugna situación, me acerque

Ser en soledad divina

Qué solo esta nuestro DIOS pero lo entiendo.Qué consciencia tan solitaria pero la entiendo.Pues bien YO, sin duda alguna, como conscienciapertenezco a mi espiritualidad. Entonces incluso esa consciencia divina de DIOSpertenece a algo más:pertenece a una espiritualidad

¡Basta!

¡Ya basta! El tiempo me ha dejado en el olvido, Vencido, perdido, herido. ¿A quién intento engañar? No puedo seguir mintiendo, Negando mi miseria. ¿Por qué insisto en justificar mi existencia? Ya no veo esperanza, Sólo veo fantasmas. Mi rostro expresa la tristeza Y mis ojos

Enfermo

Estoy enfermo de tiempo, De fantasmas y de ausencias. Las sombras me devoran Y las noches fingen ser eternas. La soledad llama a mi puerta. ¡No hay nada! Tus labios se me esfuman Y tus ojos ya no sienten mi presencia. Las paredes me encierran. Me llenan de desesperación, De

Siendo el No-Ser

No soy la vida, Ni un relámpago escondido en el ojo de un relámpago, Ni siquiera el número que va del cero a la izquierda, No soy el siguiente, ni el otro. No soy uno más. No soy el paso, ni el andar. No soy el amor. No soy dios. No soy la voz del […]